jueves, 4 de agosto de 2016

Fontcalent nuestra Sierra ¿Cuánto le queda?

Ayer mi hija, leyendo este documento me preguntó cual era su objeto, le dije que los que autorizaron a una multinacional cementera para explotar la Sierra de Fontcalent lo hicieron sin poder demostrar la integración paisajística entre la extracción de las canteras y el hábitat de la Flora y Fauna protegidas legalmente que allí se halla, y que nunca es demasiado tarde para pedírselo, empezando por este escrito temático: Saladar, Cara del Moro, En la década de los años 80, Abanico Jurásico, A 6 kilómetros, Solana y Umbría, Flora y Fauna, "Te doy todo", ¿Siempre tiene hambre Holcim!.



Saladar



Saladar de Fontcalent
Largo es explicar por qué me fui de la ciudad donde nací, sí es importante contar el momento en el que volví, con el mismo interés por el respeto del patrimonio natural alicantino donde me hubiera gustado reconocerme hace muchos años, volví a Alicante y a su paisaje, el último domingo de enero de 2016 para celebrar el Día Mundial de los Humedales, con una excursión guiada por el Vicealcalde Miguel Ángel Pavón, para visitar nuestro sistema de lagunas y saladares. Por compromisos personales, aquel domingo decidimos acercamos por nuestra cuenta al Saladar de Fontcalent, con cierta inquietud por veinte años del “pepé”, aunque lo que observé me dejó sin palabras, no pude ni criticarlos. Estaba perpleja por su abandono, escombros había y se podían recoger, pero, y la sequedad inmensa de lo que antes serían cañizares, junto a una “microreserva de flora” según se indicaba en un cartel del proyecto Life, de la Unión Europea, probablemente del año 2006, donde no se apreciaba actividad ambiental alguna, ni senderos peatonales, ni observatorios o puntos de información de lo que realizaron, realizan o realizarán con esos fondos europeos, ni rastro de recuperación ambiental, ni nada.

Enero 2016
Sierra y Saladar
Y estaba delante de “aquella sierra” con una emoción semejante a la incertidumbre y asombro que te provoca la visión de un volcán, era la misma montaña maltratada que me ponía taciturna si la miraba por la autovía al venir a Alicante a trabajar. Era ¡La Fontcalent! sierra asociada a la vida del saladar, que para ser enero estaba muy seco, a pesar de haber oído hablar del manantial natural que manaba del propio sistema de la montaña para alimentarlo con agua templada, y darle su nombre.



Cara del Moro


Vista Suroeste Fontcalent, amanecer  M. Ibáñez
Puede que mañana te levantes, y en uno de tus paseos acostumbrados por la ciudad, veas que el Castillo de Santa Bárbara, con el Monte Benacantil y la faz de su “Cara del Moro” han desaparecido. ¿Qué pensarías entonces? Por lo menos que alguien con desprecio por tu cultura y, con ella, del patrimonio de tu tierra, los ha destruído. Y, alejándote un poco, llegarías a sentir que ese alguien ha roto la relación de identidad que guardara el Castillo de Santa Bárbara contigo y con Alicante. Ahora respira, esto es irreal y volverás a ver aquel Castillo, pero tomemos aire de nuevo, tengo que decir que nos están robando, sin posibilidad de recuperarla, la relación de identidad que nuestros padres sí tuvieron con otro icono de la ciudad de Alicante: La Sierra de Fontcalent.



En la década de los años 80


Durante los años 80-90, sabemos que en la ciudad se produjeron una serie de iniciativas institucionales que hacían eco del lugar que ocupaba la Sierra, considerándola nuestro patrimonio y que por el rigor entrañado en aquellos momentos, no dieron pie a la perfidia que sí se establecería años después.


Imagen extraída del libro
 "Alicante, la ciudad contada a los chicos"
Recordemos por ejemplo que el Ayuntamiento de Alicante, en la persona de D. José Luis Lassaletta Cano como Excmo. Sr. Alcalde, con la conmemoración del Quinto Centenario de la Ciudad de Alicante (1490 - 1990), en 1991 obsequió a los niños, a través de visitas organizadas, con un libro escrito por el cronista de la ciudad Enrique Cerdán Tato
e ilustrado por Demetrio, titulado “Alicante, la ciudad contada a los chicos”, poniendo a su alcance la posibilidad de conocer los momentos mas importantes de su historia. Y aquel libro sabía transmitir satisfacción a la hora de mostrar la Sierra de Fontcalent, en la etapa de la Prehistoria, Edad del Cobre, año 3000 a. C., como el “único establecimiento arqueológico de la citada época” en la provincia, conocido como la Cueva del Humo, prospectada y excavada en los años sesenta por J. Carbonell y V. Bernabeu, “con el descubrimiento de restos humanos, láminas de sílex, puntas de flecha, restos cerámicos, cuentas de collar, adornos y otros vestigios”, que se depositaron y los podemos ver en el Museo Arqueológico Provincial.

O que fue catalogada entiendo que a petición de la Universidad, en el Inventario Nacional de PIG (IGME), como Lugar de Interés Geológico, en el año 1983 con el Código LIG: 871001 - Denominación: Albiense de la Sierra de Fontcalent, ficha que considero importante y de la que copio gran parte:

“Debido a la estructura de la sierra, que constituye un anticlinal volcado, con núcleo jurásico, la serie se encuentra invertida, presentando, sin embargo, buena disposición para su estudio y reconocimiento. Se trata de una serie fundamentalmente margo - calcárea con presencia de numerosos niveles detríticos de gran importancia, pues reflejan unas condiciones de sedimentación muy peculiares, sobre todo para el Albiense inferior. // Hay que señalar también que de muro a techo se observa una disminución de los niveles areniscosos, pasando a una sedimentación donde el proceso de decantación es mucho más importante, lo cual indicaría una mayor estabilidad de la cuenca. La presencia, en los niveles detríticos, de numerosas estructuras sedimentarias como: flutecasts, prod casts, ripples, laminaciones, slumps y otras muchas más, hacen asociar, sin duda, estos niveles a corrientes de turbidez. Por último, la presencia de macrofauna a lo largo de toda la serie, fundamentalmente de ammonites, gasterópodos y belemnites, hacen de la misma, una de las secciones más completas del Albiense de la provincia de Alicante”. Ver ficha.LIG's Albiense Sierra Fontcalent


De los dos ejemplos que he elegido, en el primero hace mas de veinte años que cambió el gobierno tanto municipal como autonómico, y los gobernantes del Partido Popular aunque con el brillo verde en el ojo de la mayoría absoluta tenían una obligación irrenunciable, era la de tomarse con rigor los elementos identitarios de la ciudad, y en el caso de nuestra sierra que incluso le sobran cualidades, empezando por su condición de hito, deberían haber cuidado mucho la gestión política sobre ella y su entorno: suelo no urbanizable de especial protección por hito paisajístico, humedales, interés arqueológico por cueva habitada en la prehistoria, geológico y paleontológico por poseer un núcleo de sedimentos de fósiles marinos de 65 millones de años, fauna y flora específicas con especies vulnerables, y sus acciones para con esta dolorosa mole rocosa de enorme importancia paisajística. No fue así, el Partido Popular sustituyó el rigor por la perfidia, visible en la agresión de la zona oeste y norte de nuestra Sierra de Fontcalent. 

En el segundo de ellos, conociendo ese alentador registro del Instituto Geológico y Minero de España catalogando la edad y estructura de la Sierra, llega una pregunta necesaria que necesita su oportuna respuesta, consiste en saber si la comunidad geológica de la Universidad de Alicante se pronunció alguna vez, durante la explotación ilegal, o mientras se estaba tramitando el permiso de extracción y con ello su legalización, si insistió para que se le dotara de una figura jurídica protectora por ejemplo desde mi humilde conocimiento como un biotopo natural y geológico, o si decidió bordear la destrucción o aceptar básicamente la geología económica o del árido, hormigón, cemento.

En la lista de itinerarios de Lugares de Interés Geológico que ofrece la Diputación alicantina en su página web, no aparece la Sierra Fontcalent, y me he pellizcado, no es un sueño. A petición de quién se devaluó aquella declaración de LIG para Fontcalent, de 1983.




Abanico jurásico


Podemos observar en nuestra Sierra de Fontcalent los estratos del periodo jurásico, que vemos en la imagen inferior, como un asombroso monumento geológico, aquí una muestra en la parte nordeste, aunque tenga esa catenaria del AVE.


Estratos del Jurásico en la Sierra de Fontcalent

Ese rastro de la edad terrestre ya no lo encontraremos en el otro sentido de la montaña parte noroeste, con esas agresiones de tres canteras que extraen caliza y sedimentos cada día.

Visita a las canteras en el VI Volta a Peu en defensa de la Sierra de Fontcalent

El Jurásico es apasionante (segundo periodo de la Era Secundaria o Mesozoico. Con una duración de unos 54 Millones de años abarca desde hace unos 199 Ma., hasta unos 145 Ma). Por tantos millones de años transcurridos, además fue cuando se elevó el nivel del mar ocasionando inundaciones de grandes áreas, o el macrocontinente (Pangea), continuaba dividiéndose formando los continentes actuales. Interesa tanto conocer la historia de la tierra, como te pueda gustar observar las estrellas, y en aquellos momentos jurásicos crecen bosques de coníferas, y helechos, nacen aves y lagartos, también los dinosaurios. Y abundan los ammonites, bivalvos y belemnites, fósiles marinos que se han encontrado en la Sierra de Fontcalent, extintos hace 65 Millones años, que revisten gran interés para su observación en museos, los ammonites están emparentados con lo que hoy son los cefalópodos, del interior de la concha, enrollada en espiral, saldría un animal parecido a los pulpos actuales, algunos de ellos alcanzaron tamaños enormes y son una guía para la investigación y el conocimiento, pero desgraciadamente los están extrayendo entre roca y sedimentos que le empresa Holcim utiliza, noche y día, para vender áridos, durante quince años de permiso.


A 6 kilómetros


Te alejas y no ves lo que tienes a 6 kilómetros de Alicante. Todos hemos ido a algún paraje lejano, buscando el majestuoso vuelo de las rapaces, el hábitat natural del lobo o del lince, o la delicada edelweiss, flor de las nieves. Y tras nosotros, cercana a la respiración de la ciudad, la Sierra de Fontcalent, sin poder traspasarla con nuestra vista tampoco la hemos podido vigilar ni defender, a pesar de que tiene la cualidad de omnipresente, de ahí su denominación de hito paisajístico. Recomiendo echar una vista al bonito detalle que le brinda Emilio Rosillo, en su blog "haciendoelpaso": Fontcalent, la sierra olvidada. Pongo el enlace: http://goo.gl/gqY9Ce


Solana y Umbría


Este año hemos visitado cinco veces a “La Fontcalent” (además de las organizadas, dos en junio y la última mas reciente), esta sierra que tiene calidad de dual, puedes realizar tranquilamente la senda según se te antoje, por la solana o por la umbría.

Viejo lentisco umbría
Cada lado de la montaña, mostraba por lo menos una especie digna de mi curiosidad. En la primera visita a la umbría, de camino a la Cueva del Humo, encontré un bello ejemplar de lentisco por lo enmarañado de su porte, que denotaba vejez y parecía abrazara la roca. Guiándome por una de sus ramas retorcidas conseguí llegar a las inmediaciones de la cueva, a cierta altura y en una de las rocas con menos pendiente nos sentamos a mirar otra sierra a lo lejos. Este lentisco, retenía partículas de polvo en toda su estructura, de ahí en parte la imagen sin color.


Fisura en la parte superior de la Cueva del Humo


Descarnamiento de rocas
Y observándolo viejo y polvoriento, próximo a la cueva, pensé por qué se sigue extrayendo de la montaña en la actualidad, las explosiones producen estupor por el polvo y los temblores, también descarnamiento y fisuras en las rocas, y cada vez se aproximan mas a la cueva prehistórica las labores mineras, ahora ya están tras ella, para extraer material que las canteras venden como áridos (grava), porque cada día desde la autovía se observa una evolución en la zona, tienes la impresión de que trabajan noche y día, a destajo ahora que tienen licencia, como si tuvieran que exportar el producto a ¿China?, porque aquí, sabemos que se paró la construcción de obra pública y privada con la crisis, e incluso que hay cuarenta y siete mil viviendas vacías en venta en Alicante.




Como árbol el Bayón en subida al collado, a 250 mts
La otra vez fue por la solana durante el ascenso por el camino trazado hasta el collado que hay entre dos cimas. Nos sentamos bajo su sombra a tomar café y bizcocho, era un Bayón (Osiris lanceolata), que también parecía mayor, se había desarrollado como árbol aunque sea un arbusto, como dato interesante le caracteriza su parasitismo de la savia de otras plantas, también que existen plantas femeninas y masculinas. Tan bien me sentí que quise proseguir el ascenso en vertical, para bajar ayudándome con el trasero, serpenteando hasta la continuación del camino marcado.  

Desayuno y paisaje,  con P. Manzanaro


Cuando decido hacer una excursión a nuestra Fontcalent, si es la solana, me divierte abordar la montaña desde lejos y a piedemonte, mirando a los lados lo abrupto de barrancos. Si quieres subir a la cumbre, siempre por el camino trazado para ello, señalizado en azul y blanco, pues las pendientes son fuertes en las zonas mas elevadas, con un poco de adrenalina, siempre puedes intentar la escalada cuando te falte un tercio para llegar al collado mas accesible, tengo que decir que de momento me he quedado cerca.


En la cima de Fontcalent, magnífica vista de la ciudad, imagen de M. Ibañez
¿Alguna vez imaginaste poder disfrutar de este paisaje, observar Alicante desde un punto mas elevado que el Castillo de Santa Bárbara, a tan poca distancia de la ciudad?


Flora y fauna

Solo dispongo de una ilustración,
hace tiempo que la movieron del que fuera su hábitat natural
Sobre la fauna que vive en la Fontcalent, es importante que diga, en un inciso, que este fue hábitat de una gran rapaz y aunque ya no anide en sus oquedades, por la degradación que producen las canteras, puede que algunas veces tenga que aproximarse a cazar porque todavía quedan algunas de sus especies preferidas. Me refiero a la gran rapaz, el Águila Real, a la que se le tiene un interés especial, es singular, única, por eso a muchas personas nos despierta admiración. Su presa ideal es el conejo, y aquí los hay, también ratas, ratones y reptiles, algunos los he visto sin buscarlos. En fin, lo único que podemos decir a estas alturas es que hace mucha falta la sensibilización y custodia del territorio para evitar su desaparición.

Solo contaré lo que he visto y fotografiado en excursiones recientes a la Sierra, centrándome mas en la vegetación, propia del mediterráneo aunque con especies que viven en el suelo margoso y calizo, en la roca y el pedregal o a cierta altura. 
De la fauna poco expondré, apenas se deja ver, aunque sí compartiré las experiencias y algunas imágenes singulares y una demostración de la vida allí, que me han aportado amigos de la Sierra, el biólogo Emilio Rosillo, organizador de la Volta a Peu, me comenta que el águila que anida en la sierra es un Águila Perdicera (Aquila fasciata), he aprendido sobre ella que es muy fiel a su hábitat, que vive en un espacio muy reducido, aunque vuele grandes extensiones de terreno, tiene astucia, fuerza y vista prodigiosa a bastante altura, por desgracia para tan notable ave, escasea, estando protegida por su vulnerabilidad y ni por esas los poderes públicos han intervenido para controlar y conservar el territorio que ha elegido para anidar y vivir. Como aves destacadas también se ha observado en el lugar otra rapaz, esta vez nocturna, el Búho Real que sorprende por su gran tamaño, que ni te imaginas a no ser que planee cerca de ti una noche mientras te quedas como una estatua. Sus intensos ojos anaranjados y su canto no los olvidas fácilmente. O la Collalba Negra, con su lustroso negro brillante y su cola blanca que observamos cuando la despliega en abanico, a la que le gusta posarse en lugares escarpados, o sobre una roca allá a lo alto, y a la que se le conoce en algunos lugares de Andalucía como Pedrero, por su costumbre de depositar piedras en y delante del nido; Vamos, son aves que gustan de su relieve, de su estructura. Todas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

La primera conversación que mantuve con mis propios ojos fue por los espartales, casi en perfecta simetría para homogeneizar esa especie de prolongaciones perpendiculares que salen de la sierra en dirección hacia el mar.

Poco después con los espinos negros, qué gusto el del primer plano que ven mis ojos al Este, muy verde y fresco, algo de la deseada lluvia del final del invierno habrá guardado además de la caliza que le nutre. O los de umbría, qué luz tenían y mas tamaño. La rareza del palmito, entre tomillos y mas espartales, con alguna retama y con menos intensidad el enebro. La siempreviva de montaña con ese ligero aroma entre incienso y manzanilla. Y tomillos macho o zamarrillas. Con preciosa sabina de frutillo verde y  madreselva que han detectado los amantes de la Sierra. O las pequeñas y delicadas flores azules de la Espuelilla (Delphinium gracile) que encontré en un surco cercano a las cuevas de la finca La Solana, inmensamente soleada y ruinosa, también estaba en la umbría.  .

Centaura menor
Y la Centaura menor (Centaurium quadrifolium), pequeño y elegante reclamo visto mientras bajaba de la Cueva del Humo, como pincelada rosa entre pasto seco y rocas descarnadas.

Menos frecuente fue una parada para observar el aladierno con sus bayas rojas, el cardo corredor, o la escobilla, por los tallitos tubulares en los que brotan al final del verano unos niditos de rosetas preciosas y enanas. Y en pleno pedregal el Raïm de pastor (Uva de pastor) verdeando entre matorral seco, además comestible.

Y bueno, aquí ya no se trataba de una observación, mas bien diría de una celebración encontrarse con esta planta de Cantueso que para ser otra común mediterránea no la había encontrado mas allá de una fotografía, porque no abunda. Así que ¡zas! foto.

Cantueso

En la solana también encontré una planta que pensaba estaba protegida, pues solo vive aquí en Alicante, y rara vez la he visto, sí recuerdo que en el litoral, se llama Limonium furfuraceum o Siempreviva alicantina, endemismo al que le gustan los suelos calizos o yesosos, tanto litorales como de interior. A pesar de su rareza no la he visto relacionada en los listados valencianos de especies protegidas.
Limonium o Siempreviva alicantina

Qué decir de la Orquídea abejera, poco frecuente, bella refinada, se dice que imita a una abeja descansando sobre una flor y vive en simbiosis (asociación beneficiosa) con un hongo que le permite nutrirse y continuar el ciclo. Como la anterior, extraña no esté protegida por su altruismo para sobrevivir. La imagen se tomó donde brota a principios de la primavera, en la cima de la Fontcalent.

Simbiosis Orquídea abejera y hongo, M. Ibáñez

Bufalaga, solana Fontcalent
Y esta matita de Bufalaga (Thymelaea hirsuta), con sus ramitas colgantes, recuerdo que tiene unas minúsculas flores amarillas en otoño e invierno, de la que he buscado una imagen en Internet y aquí tenéis sus flores. Tan resistente y flexible, la intuyo útil.
















El botánico Antonio José Cavanilles, en su visita a la “Fontcalenta” allá por el 1796 encontró algarrobos e higueras, además de barrillas, ay, si este algarrobico proviniera del pie de alguno de aquellos antiguos. Tengo que recordar que es un árbol supremo, por su resistencia, sus hojas perennes que forman distinta tonalidad con los nuevos brotes rojizos, sus frutos alimentaron hambrunas de nuestra especie y sirvieron de forraje. En la vejez forma una escultura y sus huecos sirven de refugio.


Primavera brota antiguo algarrobo


Pino sano, sombra del camino a la Finca La Solana
En cuanto al Pino carrasco, tan denodado últimamente por las malas lenguas que esperan a que se seque sin tratarlo de alguna que otra plaga producida por la sequía porque lo quieren sustituir por arbustos, fijaros aquí qué frescura y verdor además de la sombra que nos daba algún ejemplar por el camino de vuelta.

De la fauna de Fontcalent, con la mención especial anterior del águila real y las demás aves destacadas, puedo decir que se dejaron ver algunos conejos silvestres en su salto entre arbustos, especie muy beneficiosa para el equilibrio del sistema, y que para ser habitante común, en los últimos años era complicado encontrarlos. Se sabe que vive en la misma el Lirón careto, roedor con su característico antifaz y penacho del final de su cola que suelta si está en peligro para desviar la atención, con una peculiar hibernación y que tiene como alimento por lo que observé, algunas de las bayas de arbustos que encontré en la excursión y también caracoles.

Culebra Lisa Meridional, M. Ibáñez
La culebra Lisa Meridional (Coronella girondica), de la que me han facilitado la imagen amigos de la Sierra, vive entre matorrales y piedras y está protegida legalmente por su vulnerabilidad debido a atropellos en carretera, agricultura, incendios forestales y la propia mano humana. Prefiere las lagartijas como alimento. Una peculiaridad defensiva, su mimetismo con una víbora.

Vamos a observar el momento en que la naturaleza nos vuelve a enviar proverbialmente algo de lluvia y con ella los caracolesimprescindibles en la cadena alimenticia de algunas de las especies de aves y reptiles que se esconden a nuestro paso. A quien le guste recordar con placer infantil las luminarias de las luciérnagas una noche de verano, tiene que saber que si no hay caracoles tampoco luciérnagas, porque sus larvas de ellos se alimentan. Camino de subida a la cima, una cabra salvaje dejó algún rastro por el camino.








"Te doy todo"


Lema turístico de la Comunidad Valenciana, recordáis el “Te doy todo” del segundo periodo de la era Camps, pues bien, en diciembre de 2012 la que fuera Honorable Consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, D.ª Isabel Bonig Trigueros, con el silencio de la oposición socialista y la presión del Ayuntamiento de Alicante presidido por la que fuera Excma. Alcaldesa D.ª Sonia Castedo Ramos, concedieron “toda” una Declaración de Interés Comunitario (DIC en lo sucesivo) que se traduce en la legalización para los siguientes 15 años, a la multinacional cementera Holcim, para la explotación de tres (3) canteras, las denominadas de Fontcalent, Fontcalent I (propiedad de Pavasal) y Fontcalent IV, para la “extracción de áridos mediante perforación y voladura en bancos entre 20 y 7 m. de altura. Carga y transporte. Y procesado del árido. Contando además con un punto de recogida de residuos peligrosos”. 

Centrándome unos instantes en las peculiaridades de una DIC diré que, aunque en 2010 desde el gobierno del Consell se produjeron cambios normativos derogando la ley de suelo no urbanizable a fin de facilitar los trámites de estas DIC con la excusa de crear empleo, nunca hay que olvidar que la Declaración de Interés Comunitario tiene el carácter de excepcional, y puede que no se conceda, aunque la empresa reúna todos los requisitos legales para darle la licencia que haya solicitado, si el territorio afectado alberga valores paisajísticos, culturales, naturales y geológicos.

O que en ninguno de los casos se puede tramitar cuando se trate de suelo no urbanizable protegido y si la Sierra de Fontcalent es un hito, esto implica de por sí su protección integral y la de su entorno, porque la normativa es clara cuando lo clasifica como “suelo no urbanizable de especial protección” // “Los hitos son áreas naturales de alto valor paisajístico y ecológico, definidoras de la identidad geográfica del Municipio.” // “En el desarrollo de los usos y actividades admitidos en este suelo no se realizarán movimientos de tierra que desfiguren el perfil del terreno, entendiéndose por tales los que originen desniveles mayores de 1’00 m. Tampoco se podrán realizar talas de arbolado”, como vemos aquella autorización administrativa dada para la actividad minera, entra en contradicción con las propias leyes urbanísticas.

Con la actitud del “te doy todo” de Consellería y Ayuntamiento, como he comentado anteriormente, en el año 2012 se aceptó como bueno, por ser obligatorio para otorgar la DIC, el Plan de Participación Pública (del Estudio de Integración Paisajística), cuya documentación publicada en internet, de junio de 2009, con el título “Plan de participación pública para las canteras de áridos de Fontcalent, T M Alicante”, por si queréis buscarlo, saca a relucir que fue un trabajo planteado desde el punto de vista mas perjudicial para la Sierra, su entorno y los Saladares. En las fichas de recursos paisajísticos para una supuesta encuesta de preferencias, la oculta por completo, no sabes donde están los saladares en esos planos, degradando la zona intencionadamente al ponernos el punto de atención solo en las industrias establecidas en el entorno que probablemente fueran ilegales como también lo eran las canteras en aquellos momentos. O mostrando fichas de restauraciones de otras canteras con tramas color verde césped, punteadas con rotulador. También queda patente por las reclamaciones de Ecologistas en Acción que no se consultó a todos los agentes sociales implicados en la zona, si se quiere, todo esto ya supone un motivo para la revisión e interrupción inmediata del trabajo en las canteras, mientras las autoridades públicas se pronuncian hoy por tal concesión.

Seguimos con el inexistente Estudio de Integración Paisajística, no puede ser de otra manera, si omiten el motivo y la razón del mismo, porque no pueden demostrar que sea buena una integración paisajística entre la extracción de unas canteras y el hábitat de especies protegidas legalmente ya descritas en Fauna y Fora, recordando sin cansarnos que nuestra sierra de Fontcalent es un hito paisajístico que implica de por sí su protección, que tiene un interesante sistema de humedales que de ella dependen, además reviste interés cultural y geológico porque posee un apasionante cabalgamiento jurásico invertido, originado sobre materiales del cretácico inferior a base de fósiles marinos con una edad de 65 millones de años, que fueron sedimentados entre vaivenes y corrientes de turbidez durante el dominio de los mares cuando Pangea se estaba fragmentando en lo que serían los continentes actuales. Nada mas que añadir, pensad vosotros mismos si se hizo un estudio en serio o si se encargó a una empresa de esas en las que hay técnicos que como el “te doy todo” citado antes, ellos “lo firman todo” por unos euros.

Es importante mencionar que por el lugar de la explotación canteril transcurre la Vía pecuaria de la Vereda del Desierto y Barranco del Infierno, a la que no tenemos acceso a no ser que llamemos a la oficina de la empresa para que nos abran una puerta, si pasear por una vereda es como hacerlo por la orilla de la playa, al tratarse de dominio público aquí en España. 

Con lo leído llegamos a la conclusión de la extraordinaria invasión de la Sierra de Fontcalent y su entorno por parte de los poderes públicos valencianos y alicantinos con el único fin de destrozarla mirando hacia otro lado ante la ilegalidad y llegado el momento en lugar de retomar sus valores y protegerlos terminar con ella otorgando legalidad para las extracciones de áridos a una multinacional cementera para que la termine de aniquilar.



¿Siempre tiene hambre Holcim!


Regeneración parte superior punto central, en verde muy claro
Si bien es cierto que la explotaciones de áridos están obligadas por ley a tener un plan de restauración incluso antes de comenzar los trabajos de extracción, ahora que todo es legal, no se aprecia que la empresa esté realizando tareas regeneradoras en la proporción necesaria para evitar la contaminación o alterar lo menos posible la estructura y el sistema de la Sierra de Fontcalent, si exceptuamos lo reflejado en las imágenes digno de valorar tan solo como el principio y un tanto experimental, teniendo en cuenta además señores del árido, que esa montaña que asoma por la autovía de Castalla hasta la A-7 toca a impacto visual diario a los que por allí pasamos para ir a trabajar.
Regeneración montículo, punto medio canteras Holcim y Tizor,
 donde señala la mano


El estilo sacamantecas que ha caracterizado al panorama institucional y político de Alicante y la Comunidad Valenciana, destapado en las investigaciones de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, propició el que se nos metiera en nuestra tierra y en la Sierra de Fontcalent, la multinacional cementera de nacionalidad suiza Holcim, hoy día fusionada con la francesa Lafarge, a la que, (por cómo les va a otros países con ella, cuando leemos las demandas de organizaciones sociales en sus páginas de denuncia), le gusta introducirse en un lugar, comprando y aprovechando jurídicamente el uso de viejas canteras (en este caso Pavasal, Áridos Hat) que por ilegales y también sea dicho, por desarrollar su trabajo para servicio de lo local o comarcal, funcionaban discrecionalmente, para citarse en ocasiones ulteriores y negociar con las autoridades todo aquello que le permitan, para legalizarlas y explotarlas, hasta reducir a la nada.

Si las anteriores empresas explotaban la cantera para servicio local o regional, y desarrollaban su trabajo cerca del lugar de producción, si se paró la obra pública y privada con la crisis, y que hoy día tampoco ha arrancado la construcción ni se espera resurja con fuerza, por una suma de cuarenta y siete mil viviendas vacías en venta en Alicante y una ley estatal de racionalización del gasto, cuál será la razón última de la multinacional Holcim para extraer áridos con tanta prisa y empeño como lo hacen ¿la venta de materiales para la construcción y hormigón?, como se anuncia en internet, ¿Solo para abastecer Alicante? Porque se sabe que transportar los áridos mas de 60 km del lugar de donde se extraen no es rentable para la economía, mucho menos para el Medio Ambiente, por tanto ¿dónde se localizan sus clientes si no es en Alicante? Si los materiales o su proceso, se trasladan a China, Marruecos, Turquía, o lo que se os ocurra, si esto fuera así, la actividad motivo de la DIC (Declaración de Interés Comunitario) no sería buena para la ciudad donde se produce, sino para otros lugares.

La misma multinacional cementera que está explotando las canteras de nuestra Sierra de Fontcalent, ha sido contestada y motivo de lucha en otros países debido a las incineraciones en sus hornos cementeros, teniendo un rosario de denuncias por abusos ambientales y de comportamientos “bajo sospecha” en Estados Unidos, concretamente Texas, que pagando multas lo resolvió. 

En Europa, la Red de Mujeres Brianza (Italia) fue fundada como un movimiento en mayo de 2004 para dar voz a la fuerte oposición de los ciudadanos de Brianza contra la incineración de residuos industriales y combustible derivado de residuos, en los hornos de Holcim, una antigua fábrica de cemento en Merone. Todavía siguen luchando y sus datos los podéis encontrar en la página http://www.retedonnebrianza.org/

La organización GAIA (alianza mundial contra la incineración), lleva tiempo denunciando que en América Latina existen casos graves de conflictos ambientales de Holcim y sus empresas subsidiarias al menos en México, Guatemala, Colombia y Brasil, donde contaminan el aire, el agua, el suelo y los alimentos, dañan la salud y perjudican las actividades y economías locales. Tiene algunas victorias logradas, se pueden consultar en su página: http://www.no-burn.org/

Aquí en España, la última noticia que inquieta, se produjo en Almería, se publicó en La voz de Almería, el 12 mayo 2016.- Transcribo: “La sospecha de que una permuta de terrenos que en 2013 llevaron a cabo la cementera Holcim y el Ayuntamiento de Carboneras haya supuesto para este último un menoscabo de 28,2 millones de euros por una valoración irreal y con supuestas comisiones ilegales de por medio ha llevado a la Fiscalía Provincial a presentar una denuncia en los juzgados de Vera para que se abran diligencias penales".

Con lo recordado y expuesto, cada cual saque sus conclusiones y previsiones.

Mi conclusión:

A 6 kilometros de Alicante, en la Sierra de Fontcalent tenemos un hito paisajístico, que es a su vez patrimonio natural, con algunas especies de fauna y flora protegidas legalmente, con un sistema de lagunas y saladares que se relacionan con la estructura y manantial de la Sierra que lleva su nombre, patrimonio  geológico  formado en la edad de la tierra que se corresponde con el Jurásico, formando un cabalgamiento jurásico parcialmente invertido sobre fósiles de ammonites, bivalvos y belemnites de 65 millones de años, materiales sedimentados por las corrientes marinas del momento en que la tierra fue invadida por los mares. Digno de observación y estudio de aquellos tiempos de la historia de la tierra. De la propia estructura de la montaña se generaron cuevas, una de ellas la del Humo, patrimonio arqueológico, en la que se encontraron restos humanos y de ritos funerarios del eneolítico (3000 años), a lo que tenemos que añadir la interacción con este legado de tres canteras de extracción de áridos (geología económica) que tienen autorización por quince años pero no todos los requisitos que tal autorización exige se cumplen con transparencia, véase el plan de participación ciudadana o el estudio de integración paisajística, y habrá que hacerlo revisar antes de que sea demasiado tarde. Sería positivo que al ciudadano, como me pasó a mí misma, se le mostrara el lugar, así sería consciente de los derechos paisajísticos, naturales, geológicos y arqueológicos y en definitiva el disfrute de un patrimonio que se le ha sustraído.


Como datos para el trabajo he tomado información que me han facilitado Miguel Ibañez, Emilio Rosillo, Joaquín Saura, y Jaime Carbonell, en la charla de la AVV de Benalua en mayo del 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario